lunes, 21 de abril de 2008

CARRERA DE PRIMAVERA


Bueno, pues en este diez mil tenemos previsto asistir con la única pretensión de rodarlo para no perder “sensaciones” de carrera, todo ello previo al Maratón de Madrid que nos espera este próximo domingo, por lo que la idea es no someter al cuerpo a ningún esfuerzo innecesario que pueda pasarnos factura en la gran cita, así que podríamos decir que se trata de una de esas carreras a las que uno asiste sin ningún tipo de “presión”, únicamente se trata de disfrutar y hacer un entrenamiento rapidillo.

Como de costumbre me acompaña mi cuñado Alejandro, y así a las 10:45 de la mañana estamos ya en Mejorada del Campo donde comprobamos que se están celebrando algunas carreras de categorías infantiles. En cuanto a lo climatológico, la mañana se presenta repleta de nubes y con bastante aire, el suelo está completamente mojado al no haber cesado de llover durante toda la noche, aunque por lo que parece, el agua nos va a conceder una tregua durante la competición.

Recogemos los chips y al mismo tiempo que nosotros, también lo hace el gran campeón Emiliano Roncero, a quien saludamos y deseamos suerte. Como todavía es pronto para empezar a calentar, decidimos dar una vuelta por los alrededores, tomándole el pulso a la mañana y observando los prolegómenos del evento. Así saludamos a varios conocidos que poco a poco van arribando hasta el lugar donde está prevista la salida, nos encontramos con mi amiguete Manolo Capitán, con quien charlamos un rato y quien nos cuenta los avatares de su hermano Jose Luis en su debut en el Maratón de Londres. También podemos comprobar como poco a poco van llegando grandes figuras del atletismo, que juntos aportan un grandísimo nivel a esta prueba, así podemos ver como empiezan a calentar corredores como Hafid Mhamdi, Valledor, Fikadu Bekele, Jose España, etc.. así como otros muchos habituales de este tipo de citas.

Después de colocarnos los consabidos chips y de habernos despojado del chándal damos comienzo a unos minutos de calentamiento, durante los cuales coincidimos gratamente con Roberto, un amiguete al que hacía bastante tiempo que no veíamos, aunque bien es cierto que de vez en cuando iba conociendo sus evoluciones a través de las distintas clasificaciones que se “cuelgan” en Internet. Me alegra especialmente poder hablar con él, aunque sea durante pocos minutos, porque es un chaval muy majo y que ha evolucionado espectacularmente desde que le conozco, un figura.

Bueno pues llega la hora de colocarnos en la línea de salida, ajustamos nuestros cronómetros y apenas cinco minutos después de haber rebasado el mediodía, una vez retornada la ambulancia de alguna urgencia de última hora, suena el “bocinazo” que indica el comienzo de la prueba. Los primeros metros, como suele ser habitual en los “diezmiles”, se hacen prácticamente al sprint para tomar posiciones, yo personalmente me dejo llevar siendo muy conservador e intentando sobre todo no sufrir ningún percance ni tropiezo. Llegamos a la primera curva a izquierdas y el ritmo se desacelera para, entre la maraña de piernas, poder negociar los noventa grados que desembocan en el inicio de una pequeña subida, en mitad de la cual compruebo como a la marroquí Fátima Ayachi (que a la postre sería la vencedora en categoría femenina), casi la tira al suelo un corredor que va continuamente haciendo zig-zag, y a la que embiste por detrás.
Hay gente que nunca entenderá que cuando se corre en grupo, y sobre todo en los primeros kilómetros de cualquier prueba, donde la gente va muy agrupada y generalmente deprisa, es importantísimo el no cruzarse, ni hacer movimientos bruscos, pues lo más fácil es tener algún percance. Por suerte y por los pelos, Fátima no llega a caer, pero con el percance pierde algunos metros con el grupo de las primeras chicas, por lo que demuestra su enojo apercibiendo al inconsciente, quien se lleva un buen rapapolvo.

La carrera continúa y puedo ver como por delante, el grupo de los favoritos ya aventaja al resto unos pocos metros. Poco a poco, la gente va “colocándose” en el lugar que le corresponde, o lo que es lo mismo, la carrera va poco a poco situando a cada uno en su sitio. Así voy paulatinamente progresando, primero llego hasta el grupo de las chicas, donde va marcando el ritmo un valiente Manolo Capitán, me sitúo a su lado y con un breve cruce de palabras nos volvemos a animar.

Llegamos al cartel que marca el primer kilómetro con un tiempo en el crono de 3 minutos y 11 segundos, demasiado rápido para lo previsto, pero me encuentro cómodo y las sensaciones son buenas, aún así, mi cabeza me dice que “baje el pistón”, y así lo hago aflojando un tanto el ritmo, con todo y con ello me he marchado del grupito de las chicas y corro en solitario.

Me he acercado lo suficiente a un par de corredores que me preceden como para intentar unirme a ellos, así al paso del kilómetro 2 ya estoy prácticamente en su estela. El trazado gira a la derecha y el viento sopla con fuerza de cara lo que nos hace ralentizar la carrera, en este punto podemos observar a la cabeza de carrera, donde hay cinco o seis corredores agrupados, poco después doy ánimos al antes mencionado Roberto quien va muy bien situado y en estos momentos acompañado por Jose Mª González, todo un campeón Europeo de los 100 kilómetros.

Así continuamos con el viento de cara hasta el giro de 180 grados en una glorieta, donde el aire pasa a soplar a nuestro favor. Me cruzo con mi cuñado Alejandro y ambos nos saludamos mutuamente. La carrera continúa y ahora se trata de mantener una “velocidad de crucero” que me permita acumular kilómetros sin sufrimiento. Completamos la primera vuelta y ya del grupito de tres sólo quedamos un corredor del “Clínicas Menorca” y yo, hasta el final de la prueba ya no nos separaremos e iremos el resto de kilómetros juntos.

He tomado la salida equipado con zapatillas de entrenamiento, dos camisetas, manga larga y braga al cuello, al no tener la pretensión de salir a competirla me he abrigado bastante para evitar coger frío, y ahora a decir verdad me siento de alguna manera “atado” y algo molesto con tanta ropa encima. En fin, ya va quedando poco para el final, así se van sucediendo tramos algo durillos con el viento en contra con otros mas suaves, hasta que cercanos al kilómetro ocho comienza la única cuesta algo mas dura de toda la carrera, la subimos a buen ritmo y ésta nos deja en una zona de algunos toboganes donde damos alcance a un corredor que nos precede, estamos cerca ya del noveno kilómetro y es hora de empezar a terminar.

Algún cambio de ritmo de última hora por parte de mi compañero de viaje al que respondo con cierta “comodidad” y en los metros finales no me resisto a lanzar mi sprint, parando el crono en unos 34 minutos y 33 segundos, que lejos de mi mejor marca personal, me dejan un buen sabor de boca, quedando en el puesto número 13. Las sensaciones han sido buenas durante la carrera y no he notado ninguna “molestia” reseñable en cuanto a posibles lesiones, a parte de las ya crónicas que voy arrastrando desde hace tiempo.

Devuelvo el chip, recojo una irrisoria bolsa del corredor con camiseta “guarrindonga” que a buen seguro servirá para trapos y me dispongo a esperar a mi cuñado Alejandro que lo hace unos minutos después, quien me comenta que también ha tenido buenas sensaciones por lo que quedamos los dos bastantes satisfechos con este último test.

Ha sido una agradable mañana de atletismo, aunque no en lo climatológico, si que lo ha sido en cuanto a impresiones deportivas, hemos conversado con amigos a los que hacía tiempo que no veíamos y nos hemos marcado un entrenamiento rápido rodeado de otros atletas, ¿qué mas se puede pedir?.

Ahora ya la próxima cita ya se escriba con mayúsculas: MAPOMA.

Salud.

4 comentarios:

Sylvie dijo...

Joder Piraña...como te acelera la sangre la primavera, no??...vaya prisas!!!!!!!!!!!

felicidades por ese tiempazo y por esos nuevos trapos pa casa (que limpian los cristales, de la hostia).

besitos.

Alex dijo...

Que sorpresa, la monja en mi blog, je, je... gracias por la felicitación y muchos ánimos para tus próximos objetivos (sobre todo aguantar al KRISMA, je, je...)

Nos vemos en MAPOMA.

salud.
Alex.

Landes dijo...

¡¿Eso es un "rodaje" rápido?! joer con el correcaminos ¡mec, mec! ;)

Mucha suerte en MAPOMA, no creo que nos lleguemos a oler, pero acuérdate de mi cuando llegues y a mi me queden alrededor de 45m :), porque supongo que vas a 2:45 o menos ¿o es mucho suponer?

Alex dijo...

HOla Landes; mucha suerte también para tí en MAPOMA, a ver si nos vemos, yo estaré por la zona de Correos antes de la salida, se me reconoce rápido, voy con la equipación roja de Carreraspopulares.com y en la espalda llevo el nick serigrafiado.

Ah!.. y supones bien.

Salud.
Alex.