miércoles, 26 de enero de 2011

15 KM. TRES CANTOS (16 enero 2011)






(Sirva como antecedente previo a esta carrera que he estado los días previos a la misma con una especie de gripe que me ha tenido incluso algún día con fiebre, llegando a salirme calenturas por toda la boca debidas a la misma. Al final esto queda como una anécdota ya que me encuentro bastante mejor, y aunque no estoy recuperado del todo me encuentro con las fuerzas suficientes para completar los quince kilómetros que tengo hoy por delante en esta cita.)

Mañana fresquita para correr, al menos así me lo parece nada mas salir de casa y aunque voy bien abrigado el aire que penetra en mis pulmones es gélido como el hielo. Me dirijo al encuentro de mi cuñado y en su coche nos dirigimos hacia la localidad madrileña de Tres Cantos, un lugar que me parece perfecto para vivir, enclavado en las faldas de la Sierra Madrileña, con grandes y amplias avenidas, muchas zonas verdes y dotado de muchos y buenos espacios deportivos.

Al llegar a Tres Cantos aparcamos en las cercanías del Polideportivo y nos dirigimos a recoger nuestros chips, así como al encuentro con nuestro amigo Javi, con quien hemos quedado el día anterior. En el momento de recoger nuestros chips no hay mucho jaleo de gente, pero luego se formaría un verdadero embudo como así pudimos comprobar mientras calentábamos.

Una vez recogidos los chips y ya en compañía de Javi nos dirigimos los tres hacia el coche para desprendernos de la ropa de abrigo e ir empezando a trotar y calentar un poco. Poco a poco intentamos a base de trote cochinero ir desentumeciendo los músculos y tras unos pocos minutos de calentamiento nos dirigimos hacia la línea de salida.

En esta ocasión el recorrido ha variado sustancialmente respecto al de ediciones anteriores, y así el inicio de la prueba se hace desde la nueva pista de atletismo del Polideportivo. Primero está previsto que tomen la salida los corredores de la prueba de cinco kilómetros, para pocos minutos después hacerlo los que tomaremos parte en la carrera de los quince kilómetros.

Al principio se forma un poco de caos, al ser dos salidas distintas y desde extremos opuestos de la pista de atletismo no son pocos los corredores que andan despistados y corriendo de un arco a otro, si saber bien donde situarse.

Se da la salida a la prueba de los cinco kilómetros y nosotros ya estamos situados bajo el arco de la nuestra. Tendremos que dar una vuelta y media a la pista de atletismo y mucho me temo que la cabeza de la prueba pueda llegar a dar alcance a los corredores que formen parte de la cola del grupo. Se hace un llamamiento para que los corredores que tengan marcas de treinta y cinco minutos o menos en los diez kilómetros pasen la posición delantera del grupo para así tomar la salida mas limpia posible. En mi caso me quedo donde estoy, acompañado de mi cuñado y Javi, ya que no estamos demasiado retrasados y prefiero salir tranquilito.

Sin mas comienza la competición, nos deseamos suerte y empezamos a dar zancadas. Tal y como me temía antes de abandonar la pista de atletismo y al completar la vuelta prevista a la misma, me topo con la cola del pelotón, que transitan a ritmo mucho mas lento, empiezo a esquivar corredores y así voy pasando por donde puedo, motivo por el cual el paso por el primer kilómetro lo hago en cuatro minutos y cuarenta segundos, bastante mas lento de lo que suele ser habitual. En fin, tampoco pasa nada, así voy entrando en competición poco a poco.

En los primeros kilómetros voy adelantando a grupos numerosos de corredores, grupos que paulatinamente se tornan mas pequeños. Así adelanto también a la primera chica y continúo progresando. Llevo un ritmo lento pero seguro, debo andar sobre los tres minutos y cuarenta segundos por kilómetro y me encuentro bastante cómodo. Cerca del kiómetro cinco sigo adelantando todavía a pequeños grupitos de corredores, siempre con la misma táctica, me acerco por detrás a ellos, cuando consigo contactar me mantengo algunos metros con ellos para una vez recuperado el aliento lanzarme hacia adelante a intentar cazar a un nuevo grupo. Esta será la tónica durante toda la carrera, con la salvedad de que según pasan los kilómetros los grupitos son menos, y mas los corredores en solitario a los que voy dando alcance.

El recorrido en esta edición me gusta bastante mas que el que se venía completando en citas anteriores, al menos se evita el pasar dos veces por el mismo polígono industrial que me resulta bastante árido y aburrido. Al paso por el décimo kilómetro miro el reloj y este me devuelve un tiempo de treinta y seis minutos y muchos segundos, no está nada mal para según he tenido el cuerpo durante toda la semana, y lo mas sorprendente de todo es que me encuentro bien y con fuerzas, por lo que intento llegar hasta un par de corredores que me preceden y de los que me separan escasos veinte metros.

El circuito está diseñado de tal manera que son muchos los puntos en los que los corredores nos cruzamos, y así a parte de ver a la cabeza de la prueba también puedo cruzar algún grito de ánimo tanto con mi cuñado Alejandro como con mi amigo Javi. Alejandro se está tomando esta carrera con absoluta calma, prueba de ello es que va escuchando música con unos cascos que adornan sus dos orejas, me parece estupenda esa filosofía de disfrutar de ese modo de las carreras, y aunque con un puntito de sufrimiento, como no puede ser de otro modo al tratarse de una competición, se le nota que disfruta con cada zancada que da.

Cerca del kilómetro once, en una pronunciada bajada y alargando bastante la zancada doy alcance a los corredores que me precedían, esta vez no permanezco ni un solo segundo junto a ellos ya que directamente tiro hacia adelante, uno de ellos se sitúa a mi estela y durante un par de kilómetros sigue junto a mi, hasta que poco a poco a medida que el perfil empieza a tornarse en continua subida cede en su empeño de seguirme y poco a poco le voy distanciando.

Pasada la última cuesta del circuito, ya en solitario y todavía con la posibilidad de dar alcance a algún corredor mas, giro hacia la izquierda en una rotonda que nos conduce directamente hacia el polideportivo. Tras una corta bajada donde me emparejo con otro atleta desembocamos en la pista de atletismo en la que de nuevo hay que dar una vuelta completa que realizo al esprint y gastando las últimas fuerzas que me quedan antes de pasar por el arco que delimita el fin de la carrera y la meta.

Ha sido una carrera en la que me he encontrado mejor de lo que esperaba, el tiempo en completar los quince kilómetros ha sido de cincuenta y cinco minutos y tres segundos, lejos de mi mejor marca en esta carrera que la tengo en torno a los cincuenta y un minutos, pero estoy muy contento porque he acabado bastante entero y con fuerzas, supongo que sobre todo debido a que los primeros kilómetros fueron únicamente de transición y no gasté demasiadas energías.

Recojo una escueta bolsa del corredor, bastante raquítica para lo que suele ser habitual en esta carrera de Tres Cantos y tras reunirme con mis dos compañeros que llegan poco después nos marchamos para casa, pensando eso sí, en la siguiente competición que será la Media Maratón de Getafe, espero estar un poco mas recuperado para entonces y aunque estoy en una etapa de transición en la que paulatinamente estoy abandonando la velocidad en favor de la resistencia espero poder hacer una media maratón que me deje un buen sabor de boca. No obstante llevo desde el pasado mes de abril del año 2010 sin competir en ninguna prueba de esta distancia.

Ya os contaré.

Salud para todos y todas.
Alex.

7 comentarios:

maratonman dijo...

Muy buena cronica,gran carrera y marca teniendo en cuenta tu estado,estas hecho de otra pasta,eso esta claro,que sigas disfrutando.
Un abrazo.

Trapatroles dijo...

Una crónica con todo detalle, así que esperamos la de la media de Getafe.
Esos circuitos con tato cruce con los que vuelven cuando tu vas, agotan psicológicamente.

Saludos

IRISHDECAI dijo...

NO se que decirte Alex, para mi que una de 8 kms es fondo jeje. Lo importante es el ritmo y las sensaciones y esas veo que han sido inmejorables luego vendran las marcas pero tienes mas ritmo que un rumbero.

Pe. Ângelo dijo...

Estoy yo intentando hacer un poco de deporte (sólo un poco), pero no hay manera de arrancar. Así que cuéntame como te las arreglas tú para correr como si nada (eso parece, según voy leyendo tu crónica...) ¿Se lleva en la sangre?
Un abrazo, Alex.

Alex dijo...

Rafa:

Gracias compañero, la pasta yo creo que es la misma que tenemos todos. A unos se nos dá mejor unas cosas y a otros otras. Yo por ejemplo soy incapaz de nadar decentemente y hasta mi hijo de 7 años lo hace mejor que yo.
Cada uno tenemos unas virtudes y unos defectos. Cuida tus virtudes que seguro que tienes muchas, y procura seguir por el buen camino en cuanto a la alimentación y a lo deportivo se trata.


TRAPATOLES:

La media de getafe la tenemos ahí a la vuelta de la esquina, a ver como se nos da esta vez, espero que no haga tanto frío como en ediciones anteriores.

IRISHDECAI

Gracias por tu comentario, ya se que tu estás dedicado a distancias algo mas cortas, a las que por cierto les has cogido muy bien el tranquillo, enhorabuena por ello.

ANGEL:

Me alegra saber que aunque sea poco a poco vas volviendo a hacer algo de deporte. Todavía recuerdo esas competiciones sobre la bici haciendo las rutas por Monseco. Tu siempre has tenido una buena forma física, si sigues siendo constante lo tienes chupao.
Un abrazo muy fuerte y me alegra que tu nueva etapa en la vida te esté reportando muchas satisfacciones.

Alex.

mannarro dijo...

MUY BUENO aLEX Y NO COMO OTROS QUE NO COMPITEN NI DE COÑA,ESTE AÑO ME HAN DEJADO MAS TIRADO QUE UNA COLILLA Y LOS COMPIS NO SE ANIMA NIUGUNO, PERO YA LLEGARAN TIEMPOS MEJORES Y SIGO CON MIS CARRERAS ADIARIO.
UN ABRAZO PICHITA

Alex dijo...

Miguel:

Tu no lo dejes, si tus compis no quieren acompañarte no te preocupes, ahora con el frío y la lluvia la verdad es que no apetece tanto, deja que llegue la primavera y verás como se animan de nuevo.

Un abrazo.
Alex.